En el conjunto del semestre el grupo ha suscrito un volumen de primas brutas de 7.227 millones de euros, un 4,9% más respecto al mismo periodo de 2012.

Con estos datos, el grupo reasegurador confía en cumplir con los resultados previstos para el conjunto del ejercicio, con un beneficio que rondará los 800 millones de euros. Para ello será necesario que no repunte en exceso la siniestralidad por grandes catástrofes y que no se produzca un descenso signigicativo en los mercados de capitales que cercene su beneficio de las inversiones.