El grupo alemán ve un entorno de mercado “intensamente competitivo” en todo el mundo, con un suministro de capacidad de reaseguro que sigue superando la demanda y una capitalización “muy saludable” en la mayoría de las aseguradoras, debido a la ausencia de grandes pérdidas en regiones con un alto potencial de riesgo. La respuesta de las cedentes es la transmisión de un menor número de riesgos a las reaseguradoras. La presión sobre los precios, sobre todo en coberturas para riesgos de catástrofes naturales en Estados Unidos, se ha agravado aún más por la entrada de fuentes de capital alternativo. Un factor adicional que marca el sector es el nivel prolongado de bajos tipos de interés, lo que supone una tensión más para las reaseguradoras.

Estas condiciones generales es probable que se mantengan en las renovaciones de enero, siempre que en lo que queda de año no se den grandes siniestros que cambien el  mercado: “Por un lado, la presión competitiva probablemente seguirá siendo alta. Por otro lado, los precios de reaseguro -dejando de lado algunas excepciones– deben estabilizarse en relación con el negocio renovado para el ejercicio 2014, ya que el margen para nuevas reducciones de tasas se ??limita a la luz de la rentabilidad del capital requerido por las reaseguradoras”.

HANNOVER RE defenderá una gestión del ciclo sistemática, “combinada con una estricta disciplina de suscripción” y una cartera “ampliamente diversificada de alta calidad comercial”. A tipos de cambio constantes, espera generar un volumen de primas brutas estable o ligeramente mayor para el presente ejercicio.