Los accionistas de HANNOVER RE también compartirán en este éxito, apunta el comunicado, ya que se prevé que el Consejo Ejecutivo y de la Junta de Supervisión propondrá a la Junta General de Accionistas un dividendo de 3 euros por acción, lo que es equivalente a una proporción de pago del 40% en relación con el ingreso neto del IFRS del grupo.

Tras haber logrado un aumento porcentual de dos dígitos en sus primas brutas desde 2009, HANNOVER RE obtuvo el pasado año un crecimiento del 1,4% para todo el negocio. La prima bruta emitida ascendió a 14.000 millones de euros; sin el efecto del cambio de divisas, este incremento sería del 4,2%.

COMPETENCIA EN NO VIDA Y DESARROLLO  EN VIDA

Examinando en el negocio de No Vida, la competencia en el mercado de reaseguros se intensificó claramente el pasado año, revela HANNOVER RE, lo que provocó unas reducciones considerables de los precios en algunas áreas. Desde la reaseguradora alemana destacan que respondieron manteniendo un enfoque muy disciplinado en el negocio que compensó sus requisitos de margen. El volumen de primas brutas de No Vida creció un 1,3%, un 3,5% menos sobre una base ajustada en divisas, a 7.800 millones.

En cuanto a Vida y Salud, HANNOVER RE logrado un crecimiento continuo, aunque “con un ritmo menos vigoroso que en años anteriores”. Las primas brutas aumentaron un 1,4% a 6.100 millones de euros. Sin el efecto de tipo de cambio, el crecimiento habría llegado al 5,1%.

“En vista del largo período que vivimos de bajas tasas de interés y la creciente competencia, especialmente en el reaseguro de No Vida, el entorno en general sigue siendo difícil”, subraya Wallin. No obstante, señala que este año “gracias a nuestro bajo coste de capital y de los gastos administrativos, que, sin embargo, gozan de una ventaja competitiva tangible, nos permitirá generar resultados consistentes incluso en un mercado de precios blandos”.