El beneficio atribuido alcanzó 138,1 millones, según ha informado el grupo en una nota, cifra sensiblemente menor a los 187,5 millones del mismo período del año anterior, una bajada en la que ha pesado los menores resultados por operaciones financieras, debido a las significativas plusvalías realizadas en el ejercicio anterior, si bien el margen de clientes se mantuvo estable y se registró una contención de gastos y  menor necesidad de saneamientos por una positiva gestión de créditos dudosos. El grupo detalla que el margen de intereses se ha visto afectado por el escenario de tipo de interés, en mínimos históricos y cercanos a cero y, en este semestre en particular, por la rotación de las carteras de deuda llevada a cabo a finales de 2015.

A las anteriores cifras vienen a añadirse los resultados procedentes de inversiones en acciones y participaciones y el neto de otros productos/cargas de explotación, que suman 133,2 millones de euros. Este importe, detalla, aumenta respecto al año anterior debido, entre otros factores, al acuerdo alcanzado en la distribución de seguros generales.

La estricta política de contención y racionalización de los gastos se ha visto reflejada en una reducción de los gastos de explotación en 23 millones de euros, lo que implica una caída interanual del 6,5%. Por otro lado, la entidad resalta que durante el primer semestre del ejercicio, a fin de consolidar los elevados niveles de cobertura del Grupo, se ha destinado a saneamientos y otros resultados un importe de 123,9 millones de euros