El resultado atribuido de GRUPO CATALANA OCCIDENTE en el primer trimestre del año se ha situado en 18,3 millones de euros, lo que representa un descenso del 62,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El resultado consolidado, incluyendo los socios externos, ha sido negativo en 21,1 millones de euros, en comparación a los 62 millones obtenidos en el primer trimestre de 2008.

La evolución de las cuentas del grupo viene marcada negativamente por el negocio de Crédito Comercial, incorporado al grupo a través de ATRADIUS, que presenta un resultado negativo de 71,9 millones de euros. Por el contrario, el negocio tradicional, radicado en España, sigue presentando una buena evolución, con un incremento de los resultados del 7,6%.

Desde GRUPO CATALANA OCCIDENTE se indica que los resultados al cierre del primer trimestre del año “muestran un cambio de tendencia respecto a los distintos trimestres del ejercicio anterior, en los cuales el resultado del negocio de Crédito Comercial se fue deteriorando, especialmente en la segunda mitad del año, y se enmarcan dentro de la evolución prevista en el plan de negocio trimestral”. Se destaca la recuperación paulatina del ratio de siniestralidad del ramo de Crédito Comercial, “consecuencia, entre otras, de las medidas adoptadas para reconducirlo”, lo que hace que éste se sitúe por debajo de los niveles del cuarto trimestre de 2008.

El volumen de negocio crece un 1,2%

En cuanto a la evolución del negocio, el grupo presenta un incremento de su volumen de negocio del 1,2%, alcanzando la cifra de 951,7 millones de euros. Las primas facturadas se elevan a 882 millones de euros, por lo que se mantienen en el mismo nivel que el ejercicio anterior. Los aumentos en la facturación de Multirriesgos y Vida han permitido compensar las caídas en Diversos y Autos, “afectados, en parte, por la reducción de la actividad económica”, detalla el grupo en su comunicado.

Hace hincapié, en último lugar, en su “prudente política de inversión, manteniendo altas cotas de tesorería y primando la seguridad y liquidez de los activos por encima de la rentabilidad”. Ello le ha permitido al grupo mantener un ratio de cobertura del margen de solvencia del 376,3%.