Esta adquisición forma parte de una operación de ámbito internacional del grupo, puesto que también se ha adquirido el negocio de la cristalería del automóvil de Guardian en Estados Unidos.

“Siguiendo el mismo criterio que en anteriores adquisiciones en España, la política de Carglass es garantizar la continuidad de todos los centros propios y unidades móviles de Guardian, integrándolos en la red con la finalidad de ofrecer la máxima cobertura y un mejor servicio a sus clientes”, se afirma en el comunicado. 

Durante este mes de diciembre, la gestión del negocio adquirido la continuará realizando Guardian. A partir del 1 de enero de 2014., la plantilla se integrará en el equipo de Carglass, asumiendo la responsabilidad de la gestión del negocio.