La compañía explica que ha elegido como primera área para implantar el teletrabajo el Centro de Relación con el Cliente “por las características que definen esta responsabilidad, ya que para llevar a cabo las funciones de servicio al cliente, vía teléfono o e mail, el empleado puede estar físicamente desde su domicilio gracias a la utilización de los más avanzados medios informáticos para comunicaciones remotas, lo que le permite trabajar de forma no presencial y sin renunciar a la calidad de servicio ofrecido”.

BENEFICIO PARA EL TRABAJADOR Y MEJOR CALIDAD DE SERVICIO

Esta iniciativa se enmarca, según la entidad, en su “línea estratégica de Responsabilidad Social Corporativa” que traslada a sus empleados. “El teletrabajo constituye así un nuevo modelo organizativo de las tareas en el que el empleado distribuye su jornada laboral de acuerdo a sus necesidades personales sin renunciar a sus obligaciones”, precisa.

Esta mejora de la conciliación entre vida familiar y profesional redundará, según los directivos de la entidad, en una mejora de la productividad y en una mejor calidad del servicio. “Cuidar a nuestros trabajadores aumenta de manera notable la productividad e influye directamente en la consecución del objetivo final de la compañía: ofrecer el mejor servicio con la mejor calidad”, afirma su director general de Operaciones, Jacinto Álvaro.

Por su parte, Gerardo Ocaña, subdirector general de Recursos y Organización, afirma: “El trabajo a distancia evita largos desplazamientos y costes para el empleado, de lo que se desprende una flexibilidad de horario mayor, con la ventaja añadida de que el índice de estrés se ve reducido notablemente. Además, otorga al empleado una mayor autonomía y control sobre su propio trabajo y ofrece una mayor integración a las personas que tengan cualquier tipo de discapacidad. Sin duda, la calidad de vida del empleado mejora, lo que repercute en una mayor capacidad y motivación personal para atender a nuestros clientes y mediadores con la máxima garantía”.

COMPARTIR