GENERALI recibirá, como contraprestación inicial, 230 millones de euros (a los que se añadirá un componente de intereses devengados hasta el cierre) y una posible contraprestación diferida de hasta 10 millones a pagar en un plazo de 12 meses después del cierre. La operación estará sujeta a ciertos ajustes habituales después del cierre.

Además, recibirá aproximadamente 56 millones en concepto de liquidación de determinados acuerdos de financiación intercompañía, por un importe total de ingresos en efectivo al cierre de aproximadamente 286 millones. La operación supondrá un incremento de aproximadamente 0,4 puntos porcentuales en el ratio de Solvencia II del grupo, y se espera que genere una plusvalía después de impuestos de aproximadamente 56 millones de euros. La transacción está sujeta, entre otras cosas, a las aprobaciones reglamentarias y se espera que concluya en el primer semestre de 2018.

Nomura International plc actuó como asesor financiero de GENERALI y McCann FitzGerald actuó como asesor jurídico.

GENERALI PANEUROPE opera en Irlanda desde 1999 y ofrece soluciones financieras en toda Europa a particulares de alto patrimonio neto y afluentes para la inversión y el ahorro, así como a empresas que desean proporcionar beneficios de Vida y protección para sus empleados. Su contribución al resultado operativo de fue de aproximadamente 20 millones de euros en 2016. Específicamente, en relación con su oferta de Riesgos de Grupo, la compañía se mantendrá activa en las prestaciones a los empleados y actuará como socio irlandés de la red Generali Employee Benefits Network (GEB) para servir a sus clientes actuales y futuros.

COMPARTIR