Se trata, en palabras de Mario Greco, CEO del grupo, de “un plan de crecimiento a través de inversiones significativas que tiene como objeto hacer de GENERALI la marca líder en Italia”. “Estas acciones –continúa- nos permitirán mejorar significativamente la rentabilidad del grupo, las capacidades internas y las redes. En un entorno cada vez más competitivo, esta nueva estructura mejorará nuestra oferta y servicio al cliente, así como desarrollar el negocio en nuestro mercado principal”.

Dentro de este proceso, las actuales 10 marcas del grupo en Italia -GENERALI, INA, ASSITALIA, ALLEANZA, TORO, GENERTEL, GENERTEL LIFE, AUGUSTA, LLOYD ITALICO y FATA- se integrarán en 2015 en tres compañías, que gestionarán sus respectivas marcas, áreas de negocio u canales de distribución. Así, GENERALI será una compañía de Vida y de No Vida con una única red de venta formada por 2.000 agentes, dirigida al negocio minorita y al mercado medio. ALLENZA será la entidad dedicada a las familias italianas, y GENERTEL integrará los canales alternativos (teléfono, web y bancaseguros).