GENERALI registró en los tres primeros meses del año un beneficio neto de 103,8 millones de euros, lo que representa un descenso del 88,6% en comparación al primer trimestre de 2008. Esta fuerte caída, según explica el grupo italiano, responde a las cargas y amortizaciones por valor de 1.500 millones debido a la bajada de los mercados bursátiles. Además, recuerda que los beneficios del primer trimestre de 2008 se beneficiaron de unas plusvalías no recurrentes de 281 millones por la transferencia de operaciones de seguros en Europa Central y del Este a GENERALI PPF HOLDING.

Antoine Bernheim, presidente de GENERALI, hace hincapié en los 1.009 millones de euros de beneficio operativo logrado en este trimestre (un 12,7% menos que un año antes) y llama la atención sobre el hecho de el grupo haya mejorado sus resultados en comparación al cuarto trimestre de 2008, “demostrando capacidad para responder a lo que es, sin duda, una larga y pesada crisis”.

El total de primas suscritas por el grupo se elevó a 18.500 millones de euros (+0,3%), de los que aproximadamente 11.900 millones son de Vida, con un retroceso del 1,4%. Mejor comportamiento tuvieron las actividades No Vida, con una facturación que aumentó un 3,4%, hasta 6.600 millones.

El grupo indica que el ratio combinado para No Vida fue del 96,3%, lo que representa una subida respecto al 93,1% de marzo del pasado año, debido al aumento de la siniestralidad en Autos y a los daños relacionados con tormentas en Francia y España, que supusieron indemnizaciones de aproximadamente 50 millones.