Por su parte, el beneficio neto se eleva a 1.329 millones de euros (+8,8%), también gracias a la positiva evolución de los resultados fuera de explotación y diversas plusvalías de operaciones cerradas durante este periodo.

Las primas se elevaron a 35.100 millones de euros (+6,5%) gracias al crecimiento tanto de Vida como de No Vida. En cuanto al ratio combinado se sitúa en niveles excelentes (92%), a pesar del importante impacto del catástrofes naturales. Los márgenes de beneficio de los seguros de vida de nuevos negocios aumentan hasta el 4,5%.

Asimismo, el ROE operativo anualizado al 12,5%; la cifra media para el periodo 2015-primera mitad de 2018, el 13,4%, se ajustaba al objetivo estratégico (>13%). También se señala que la posición de capital es sólida y resistente, con un Ratio de Solvencia Regulatorio del 201% y el Índice de Solvencia Económica del 221%, a pesar de la volatilidad de los mercados.

En el segundo trimestre del año los ingresos esperados de las ventas acordadas, llevadas a cabo para optimizar la presencia geográfica superaron los 1.500 millones de euros, superando el objetivo de 1.000 millones de euros. Destaca especialmente la venta de la cartera de Vida de GENERALI LEBEN, que desde el grupo se destaca como “una operación en línea con la el objetivo estratégico de reequilibrar la cartera” y que tiene un efecto en la reducción del riesgo de tipo de interés.

Philippe Donnet, CEO del grupo, ha destacado “el excelente rendimiento técnico e industrial” en un contexto de volatilidad global y unos resultados que demuestran “la resiliencia del capital de GENERALI”.

Los resultados están disponibles en la web del grupo.