Así, el grupo destaca su "resultado operativo récord", de más de 4.800 millones de euros con una "excelente evolución de Vida (+5,5%) y No Vida (+2,9%)", gracias a una mayor disciplina en los costes operativos, que bajan por primera vez, y a las mejoras en el desempeño técnico (el ratio combinado se ha situado en el 92,5%, 7 décimas menos que en 2015 y ha mejorado el rendimiento de la rentabilidad de Vida con un crecimiento NBM del 25,9%).

Y este buen resultado, se remarca desde GENERALI, se ha logrado a pesar de la caída de las primas brutas (70.513 millones de euros, 3,9% menos), con subida en No Vida (20.783 millones de euros, +2,1%) y el "mantenimiento del enfoque disciplinado en Vida (-6,3%)", confirmado por la alta calidad del net inflow en Vida, por encima de 12.000 millones de euros.

En la valoración de los resultados, el CEO, Philippe Donnet, ha destacado que son "los mejores resultados jamás obtenidos", lo que confirman al grupo como un líder en términos de rentabilidad y eficiencia, que es capaz de cumplir con sus compromisos. Donnet considera que son solo los primeros resultados del plan "Simpler, Smarter. Faster" que demuestran que el grupo cuenta con el mejor equipo. Tras estos "excelentes resultados" y a la vista de "la sólida posición de capital del grupo", ha recomendado un dividendo de 0,80 euros, un 11,1% más que el año anterior".