Con este acuerdo se pretende revertir el daño del cartílago asociado al envejecimiento, como en la artrosis, enfermedad que supone la principal causa de dolor a nivel mundial. También busca mejorar el tratamiento de las lesiones de cartílago de las personas jóvenes para evitar que evolucionen a patologías más severas.

La aplicación clínica de los hallazgos derivados del proyecto de investigación se realizará en Clínica CEMTRO bajo la dirección del Prof. Pedro Guillén, mientras que la fase de investigación básica tendrá lugar en el Instituto Salk de California, liderado por el Prof. Juan Carlos Izpisúa.

Guillén afirma: "No poder mejorar la calidad de vida de una persona que sufre es un fracaso de la ciencia". El proyecto conjunto de investigación entre ambas organizaciones se centra, por un lado, en las lesiones focales de cartílago, asociadas generalmente a población joven y muy activa, resultado en muchas ocasiones de un traumatismo en la articulación que provoca el desprendimiento de una parte del cartílago. En pacientes muy jóvenes, niños y adolescentes, existe otra enfermedad que da lugar al desprendimiento de fragmentos de cartílago, la osteocondritis disecante. Estas lesiones focales desencadenan dolor y limitan el movimiento de las articulaciones afectadas.