Fundación Mapfre y Fundación Abracadabra presentaron ayer la que se convierte en la primera escuela de magia para niños con síndrome de down: el proyecto, ‘Magia muy Especial, Talleres para gente mágica’, que este año y el próximo acercará el aprendizaje de la magia a unos 2.000 niños y jóvenes de entre 6 y 14 años y a sus familiares. La presentación se realizó en el Colegio María Corredentora de Madrid, uno de los 70 centros para personas con discapacidad psíquica en los que se lanzará la iniciativa, pionera en España.

Magos con experiencia docente, pedagoga y solidaria de la Fundación Abracadabra les enseñarán magia mediante talleres, para que puedan “desarrollar sus capacidades, enseñarles a asumir retos e incrementar su autoestima, ilusión y disfrute. La magia se convierte así en una herramienta terapéutica extraordinariamente útil para el desarrollo personal de este colectivo”. Para esos talleres –de 20 alumnos- tendrán a su disposición un kit mágico con el material necesario para realizar los juegos y un DVD en el que se explican los trucos que luego se aprenderán en el taller. Jorge Blass, Juanky y Miguel Ángel Gea son algunos de los magos que impartirán los talleres, que culminará con la celebración de una gala mágica en la que los niños serán los auténticos magos.