Dicha iniciativa, que se difundirá en las próximas semanas en las playas más importantes de las ciudades de Almería, Málaga, Granada, Cádiz y Huelva, hará hincapié, además, en que los adultos tomen conciencia de la importancia de vigilar adecuadamente a los menores de 10 años, franja de edad que comprende el 6% del total de víctimas mortales. También se darán a conocer los principales factores de riesgo, técnicas básicas de supervivencia en el agua y de reanimación (RCP) y conocimientos elementales de primeros auxilios en caso de ahogamiento, formación que impartirán en plena playa técnicos especializados de los servicios de emergencias sanitarias a través de talleres gratuitos dirigidos a niños y adultos.

En el acto, celebrado en la Playa de La Malagueta (Málaga), ha participado SAR, la Infanta Doña Elena, directora de Proyectos de Fundación Mapfre, que ha estado acompañada del Alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el director general de la fundación, Julio Domingo, quien ha destacado la necesidad de que los centros impartan natación en las primeras etapas educativas y ha recordado algunas medidas preventivas clave; el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, José Luis Ruiz; y Luis Olavarría, director gerente de EPES 061.

 

La cifra de fallecidos menores de 15 años aumenta

En este marco, la fundación ha dado a conocer las conclusiones de uno de sus estudios sobre ahogamiento del que se desprende que a pesar de que en los últimos cinco años ha disminuido un 12% la cifra de fallecidos por esta causa, en la última década cerca de 4.800 personas perdieron la vida por ello. Esto refleja que, de media, aproximadamente 480 personas fallecen cada año por ahogamiento. Del total de fallecidos, 1.800 personas perdieron la vida en la piscina y en espacios naturales.

El estudio señala que el perfil con mayor riesgo se mantiene prácticamente constante cada año, siendo los mayores de 60 años (40%) y en menor medida a los más jóvenes (8,5%), los colectivos más afectados. Llama la atención, sin embargo, que en la franja de menores de 15 años, las cifras de accidentes mortales han aumentado un 15% en los últimos cinco años. Los datos del estudio ponen de manifiesto que Andalucía registra el 17% de los fallecidos por ahogamiento, convirtiéndose en la Comunidad Autónoma con mayor número de víctimas mortales.

Durante la presentación ayer también se ha apuntado que las horas a las que se producen más incidentes son entre las 12 del mediodía y las 14.00 horas y entre las 18.00 y las 20.00 horas; que la mayoría de los incidentes ocurren en lugares sin Servicio de Socorrismo o fuera de su horario; y que el mayor número de incidencias ocurren mientras el baño está permitido.