"Actualmente, estas personas beben el agua no potable destinada para lavar y cocinar y las madres la mezclan con la leche en polvo que reciben como parte de la ayuda humanitaria para la alimentación de los niños, lo que provoca un aumento de enfermedades, especialmente entre los niños", detalla el comunicado.
 
Con las donaciones a este proyecto, con el que colabora la ONG Rescate, se persigue alcanzar 17.000 euros. Desde Fundación Mapfre se garantizará la realización del proyecto con independencia de la cantidad que se logre recaudar, es decir, aportará al proyecto la cantidad que se necesite para poder llevarlo a cabo, y garantizará al donante que el 100% de las cantidades aportadas se destinará a los beneficiarios.