La agencia estima que las aseguradoras asumieron el pasado año un coste por catástrofes naturales de 34.200 millones (26.520 millones de euros), frente a los 41.300 millones (32.025 millones de euros) de 2011, y pese al huracán Sandy.

Mientras, el total de primas netas suscritas en No Vida se incrementó por tercer año consecutivo, a un ritmo del 4,4%, superando el 3,5% registrado en 2011. “Un entorno de precios más fuerte y una ligera mejoría en las condiciones económicas contribuyeron al aumento de las primas en 2012”, explica A.M. Best.