Esta decisión refleja, según explica la agencia, las medidas para mitigar riesgos, "que han mejorado su desempeño financiero". Además, las calificaciones están respaldadas por un perfil de negocio favorable en comparación con otras aseguradoras de No Vida, así como por una fuerte capitalización y niveles de apalancamiento.

"Las actividades dirigidas a reducir el riesgo y un programa de reaseguro reforzado han reducido la exposición a catástrofes de QBE, mientras que el programa 'Brilliant Basics' apunta a estandarizar las prácticas de suscripción globales y ha mejorado las capacidades de fijación de precios", detalla.

Fitch considera que el perfil comercial de QBE es "favorable" en comparación con el de otras aseguradoras de No Vida de su mercado, debido a su gran escala operativa y a sus operaciones internacionales diversificadas.