Fitch ha publicado recientemente su informe anual sobre la industria de la intermediación de seguros en Estados Unidos, un sector que, desde el punto de vista de la agencia, mantiene un pronóstico ‘estable’.

La agencia reconoce que los resultados financieros de los nueve primeros meses del año 2008 han dado muestras de no haber alcanzado los niveles de resultados del año anterior, debido en gran parte a un entorno de precios blandos que ha contenido los crecimientos de las comisiones, al tiempo que algunos broker continúan incurriendo en gastos asociados con la racionalización de sus plataformas operativas y con la integración de adquisiciones. Sin embargo, Fitch matiza que la industria del corretaje de seguros, y en particular los grandes brokers, continúan manteniendo unas cualidades coherentes con sus actuales ‘rating’.

“Mirando a 2009, esperamos que la rentabilidad global del sector se mantenga sin cambios o tenga un modesto descenso, ya que la recesión económica y la competitividad en los precios de las pólizas continuarán siendo un desafío para el crecimiento o la mejora de los márgenes operativos de los brokers”, añade Fitch.