Por el contrario, la competitividad en el mercado de seguros de No Vida y la tibieza de la recuperación económica mundial continuarán siendo un desafío para lograr una mejora más significativa en sus rendimientos operativos.

En todo caso, Fitch espera que las tendencias en 2013 sean favorables, impulsadas por un crecimiento moderado en las ganancias, junto con unos niveles de deuda en gran parte estables, además de menores gastos.