"Las calificaciones del grupo siguen influenciadas por la calificación soberana de Italia que actualmente es 'BBB' y está en perspectiva negativa, dada la exposición del grupo a los valores de deuda soberana italiana", indica la agencia en su comunicado.

En todo caso, destaca el perfil comercial del grupo, "más favorable que el de las aseguradoras con sede en Europa". "Esta evaluación -explica- se basa en su gran tamaño y su alta diversificación en países, productos, grupos de clientes y canales de distribución".

La entidad de origen italiano, además, es puntuada como 'Muy fuerte' en cuanto a su nivel de capital. Su ratio consolidado de Solvencia II mejoró hasta el 217% a finales de 2018 (en 2017 fue del 207%).