Con la nota asignada, Fitch reconoce las “mejoras sustanciales” en la adecuación de capital obtenidos por el grupo, tras el impacto durante la crisis financiera, y la disminución en la volatilidad de sus ratios de capital. Un factor que compensa en parte estas fortalezas es la “relativamente alta cantidad de fondos de comercio y los activos intangibles que repercuten negativamente en la calidad del capital”.

Fitch señala que el apalancamiento financiero de ZURICH es relativamente alto en comparación con algunos grupos de similar calificación.