La nota del grupo australiano también es reflejo de su prudente política de suscripción y de reserva, y de su enfoque conservador en las inversiones.

“Estos aspectos positivos se ven en parte contrarrestados por la tendencia hacia unos ratios de capital más bajos y un mayor apalancamiento financiero”, matiza la agencia, que considera, no obstante, que las iniciativas de capital anunciadas en febrero por el grupo deberían ayudar a aliviar estas cuestiones.