El documento estudia el papel transformador de este tipo de empresas y de otras fuerzas disruptivas presentes en los servicios financieros, identificando siete sectores específicos, incluyendo banca digital, préstamos, seguros, infraestructura de mercado, gestión de inversiones y crowdfunding de capital.

El informe revela ocho fuerzas disruptivas con el potencial necesario para cambiar el panorama competitivo del ecosistema financiero:

1. Comoditización de costes. El informe augura que la adopción de estándares de mercado derivados de la adopción de nuevas tecnologías “acelerarán la reducción de costes”.

2 Redistribución de beneficios. “Las fuentes de ingresos (profit pools) dentro y entre las cadenas de valor están cambiando con las nuevas tecnologías”, se indica.

3. Resposicionamiento en la industria. Según este trabajo, los distribuidores disfrutarán de “una posición de fortaleza estratégica como dueños de la experiencia del cliente”, mientras que los fabricantes irán evolucionarán en busca de mayor escala y/o especialización.

4. Aumento de las plataformas. Se observa ya que las instituciones financieras están convirtiéndose en plataformas de múltiples proveedores que funcionan como canal de distribución y comercialización a través de las distintas geografías.

5. Monetización de datos. De la misma manera, las instituciones financieras están comenzando a utilizar una combinación de estrategias de datos para seguir el ejemplo de otras empresas en términos de monetización de los mismos.

6. Mano de obra biónica. Nuevas tecnologías, como la Inteligencia Artificial, supondrán cambios importantes en la fuerza de trabajo de las instituciones financieras.

7. Tecnologías de relevancia sistémica. “Las instituciones financieras, independientemente de su tamaño, dependen de las capacidades de las grandes empresas tecnológicas”, afirma el estudio.

8. Regionalización financiera. El informe concluye que “la diversificación de las prioridades regulatorias y las necesidades de los clientes está dando paso a modelos de servicios financieros adaptados a nivel regional”.

COMPARTIR