El curso, de 68 horas de duración, está dividido en dos módulos, que se han impartido del 6 al 10 de junio y del 19 al 23 de septiembre. Durante la formación, los monitores internos y externos han enseñado a los doce alumnos de esta edición elementos básicos de la actividad aseguradora. Además, se ha impartido una sesión expresamente orientada a tratar la cartera de clientes de sus padres y la sucesión de la actividad comercial de los mismos. También se les ha dado a conocer los productos comercializados por la compañía, así como la política de Marketing y Ventas de la misma y otras disposiciones legales.

A través de este curso, en el que han participado más de 60 alumnos desde 2010, la aseguradora contribuye a mantener el negocio familiar, ofreciendo a los hijos de sus agentes exclusivos una formación profesional y cualificada para que puedan gestionar con solvencia su propia agencia en un futuro, se indica en un comunicado.