El otro candidato en este proceso, RACC SEGUROS, no ha recibido autorización para revisar las cuentas de la mutua por un defecto administrativo, ya que carece de una compañía de seguros de Vida que le permita absorber esta parte del negocio de AGRUPACIÓ MÚTUA.

Fuentes cercanas a la DGSFP señalan que la aseguradora del RACC, que cuenta con el grupo galo Crédit Mutuel como socio, debería constituir una sociedad de Vida para poder acceder a la fase final del proceso. “Si el consorcio no presenta la documentación en los primeros días de esta semana, quedará fuera de la puja”, apuntan.

RACC SEGUROS preveía constituir la sociedad cuando se adjudicase la compra de la mutua catalana. En caso de preparar con urgencia la documentación necesaria y con los requisitos exigidos, aún podría acceder a la 'due dilligence'. Fuentes próximas al proceso apuntan que la entidad ya está trabajado para solventar este obstáculo.

COMFIA-CC.OO. EXIGE AL NUEVO SOCIO DE LA MUTUA EL MANTENIMIENTO DE LOS PUESTOS DE TRABAJO

Por otra parte, COMFIA-CC.OO. informó el viernes de las reuniones que se mantuvieron la pasada semana con las direcciones de RACC SEGUROS y de FIATC para que les explicaran su proyecto de integración y de negocio. “Entendemos que para el futuro de AGRUPACIÓ MÚTUA, para el interés de sus mutualistas y de los trabajadores, es necesario que estas dos ofertas cumplan con las exigencias requeridas en la legislación española y en los términos exigidos en el pliego del concurso para garantizar la viabilidad del proyecto empresarial y, por tanto, con el mantenimiento de los puestos de trabajo”, afirma el sindicato.

En este sentido, los trabajadores de la mutua se concentraron el jueves para protestar por las dudas sobre el mantenimiento del empleo que, a su entender, está generando el proceso. Los empleados de la mutua parecen ser partidarios de que a la Asamblea lleguen dos opciones para que el socio tenga opciones de elegir la que considere más idónea.
 

COMPARTIR