Por cuarto año se entregó el Trofeo a la Compañía Más Valorada, que deciden los empleados de la correduría de forma anónima en base a los siguientes aspectos: agilidad, solución técnica e innovación tecnológica; este año recayó en FIATC. El premio fue entregado por Mónica Ribé, CEO de RIBÉ SALAT, que estuvo acompañada de Mercè Adell y Oriol Vidal, siendo recogido por Juan Luis Álvarez, Álex Buendía y Enrique Torralbo, en representación de FIATC.