FERMA valora el exhaustivo informe de la Comisión y acoge con satisfacción la conclusión general de los expertos de que los seguros para grandes riesgos ya están ampliamente distribuidos sobre una base transfronteriza. “Los gerentes de riesgos compartimos la opinión de que la oferta de seguros para grandes riesgos tiene ya una base transfronteriza y se realiza sin obstáculos importantes que pudieran surgir de las disposiciones nacionales sobre el Derecho contractual de los seguros”, se afirma desde FERMA.

Se considera, en esta línea, que “la situación jurídica actual es más que satisfactoria para las organizaciones que operan de manera transfronteriza a la hora de negociar las condiciones contractuales para la cobertura específica y esto da a las empresas de la UE la seguridad jurídica necesaria y una ventaja competitiva”.

La presidenta de la Federación, Julia Graham, lo confirma: “La industria necesita productos de seguros a medida para apoyar y garantizar su desarrollo. La cobertura aseguradora debe adaptarse a la diversidad de los operadores, sus múltiples localizaciones y su diferente exposición a los riesgos. Las diferencias en las leyes de contratos de seguros, que podrían ser un obstáculo para este tipo de productos de seguros a la medida, se superan gracias al alto grado de libertad contractual y a la libre elección de la ley que actualmente existe”.

Según FERMA, los intentos de hacer que las leyes nacionales de contratos de seguros converjan serían una iniciativa “larga y costosa”, con beneficios poco claros y posibles consecuencias no deseadas para el mercado de seguros de grandes riesgos.