Cechin recordó que el país está experimentando una rápida transición demográfica y que en los próximos 20 años el porcentaje de personas de 65 años o más se duplicará, un fenómeno que ha ocurrido en otros países, pero más lentamente. En Francia, por ejemplo, esta transición ha necesitado 120 años para que se produzca. En el caso de los Estados Unidos se ha necesitado 85 años. "Lo que tenemos es una alta proporción de personas mayores en la sociedad, con una alta incidencia de enfermedades crónicas que requieren tratamientos en curso, costosos y complejos. Esto apunta a un aumento sustancial del gasto en salud per cápita en Brasil", puntualizó Cechin.

“Los legisladores necesitan ampliar el horizonte de planificación, pero las nuevas reglas son necesarias para la industria de los suplementos de salud se pueda adaptar a la nueva realidad que surgirá en las próximas décadas”, añadió.

El director ejecutivo de FenaSaúde destacó que, en la actualidad, el número de trabajadores no registrados que contribuyen a la seguridad social sigue siendo muy pequeño. En este sentido, Cechin evaluó como positivas las iniciativas de educación financiera impulsada por el Gobierno con las instituciones y entidades privadas. "Al llegar a los 65 años tiene un 50% de probabilidades de llegar a 85 o 90 años. Todo el mundo quiere vivir más tiempo. Hay una falta de conciencia de la gente acerca de la importancia del ahorro", concluyó José Cechin.