Entre los juguetes, donados por los empleados de la aseguradora, figuran muñecas, juegos de mesa, puzzles, disfraces y, sobre todo, libros. Todos ellos se distribuirán a través de la ONG Adán, en diferentes comunidades autónomas y en Marruecos. El objetivo, explican desde la entidad, es que "muchos niños sin recursos puedan disfrutar más de su infancia y de estas fiestas navideñas".