"Muchos en la industria se sorprendieron por la suma de las pérdidas de 2011, sobre todo porque no se había dado un gran huracán en Estados Unidos", explica Bill Churney, vicepresidente senior de AIR Worldwide, en un comunicado. Sin embargo, matiza que los modelos de AIR Worldwide incorporan años con pérdidas hipotéticas mucho mayores que las experimentadas en 2011.

"A pesar de la importancia de la cifra en 2011, las pérdidas aseguradas se encontraban dentro del rango para el cual los aseguradores y reaseguradores globales deben estar preparados", explica. De acuerdo con la firma de modelización de catástrofes, la pérdida media anual por desastres naturales es de 59.000 millones (44.391 millones de euros), en la línea de la cantidad registrada en 2012, cuando las pérdidas aseguradas ascendieron a cerca de 58.000 millones (43.639 millones).

En el informe 'Tomar una visión comprensiva del riesgo de catástrofe en todo el mundo', la firma de modelización de catástrofe indica que las cifras de retorno de las pérdidas de 100 años, o el 1% de la probabilidad de excedencia de pérdida, es poco más de 200.000 millones (150.481 millones de euros).