En el momento del accidente, conducía el hijo del tomador del seguro en estado de embriaguez, un hecho que los clientes no negaban pero cuestionaron la validez de la cláusula que excluía de la cobertura la conducción bajos los efectos del alcohol.

En concreto, la Sala ha estimado el recurso de apelación interpuesto por los clientes contra otra sentencia anterior que daba la razón a la aseguradora, que reclamaba esta cantidad por los daños por los que hubo que indemnizar en el siniestro, concluyendo que la cláusula no cumple los estándares legales y que es necesario que "no pasen desapercibidas para el tomador del seguro", según informa Europa Press.

En este caso, las cláusulas limitativas de los derechos del asegurado se incluyen en un apartado con hasta 16 estipulaciones, en el que se daba el mismo tratamiento a la conducción en estado de embriaguez que a otras como la de "modificación de la estructura atómica de la materia". Además, la Audiencia recalca que la cláusula relativa a la conducción bajo los efectos del alcohol no se incluye expresamente en el apartado relativo al seguro de responsabilidad que es el que se contrataba, sino en el apartado 'todas las garantías', "lo que tampoco contribuye a la claridad de la exclusión".