Así, indica Ludovic Subran, economista jefe de EULER HERMES, mientras que en Estados Unidos se produce un “significativo repunte de la producción manufacturera” (+4,2% en 2012) en la Unión Europea se produce una caída del 2,2%, “con una contracción particularmente pronunciada del 2,5% en la zona euro”. La actividad económica disminuyó en los cuatro principales países de la zona euro: 0,8% en Alemania, 2,7% en Francia, 6,7% en Italia y 6,4% en España.

“La diferencia entre Estados Unidos y Europa es parcialmente atribuible a las diferencias estructurales de competitividad; a corto plazo, refleja en particular la diferente dinámica de la demanda doméstica, que ha entrado en un desplome duradero en Europa, así como las estrategias internacionales específicas de algunos sectores clave de la economía”, apunta SOLUNION, empresa participada al 50% por MAPFRE y EULER HERMES.