Además de Europa, la compañía también apuesta por incrementar su presencia en otras regiones, como Estados Unidos o Asia, con el objetivo de ampliar su cartera de clientes y diversificar su negocio. En este objetivo apuesta por un enfoque centrado en el cliente, con el que quiere tener la máxima comunicación posible, y por prestar la máxima atención a los brokers. Todos estos mensajes fueron trasladados ayer por el presidente de la entidad, Alfredo Castelo, en la inauguración de las 'XXIII Jornadas Internacionales MAPFRE GLOBAL RISKS', que se desarrollan en Sevilla, con participación de cerca de 500 profesionales del Seguro, muchos de ellos gerentes de riesgos de multinacionales, y del ámbito de la Seguridad en la Empresa. En esta vocación europea, Castelo anunció lo que se conoce en el sector desde hace tiempo: su traslado a Londres de forma temporal para pilotar esta apuesta.

El directivo ha señalado que se traslada a Londres temporalmente, para dar una “mayor visión” del negocio y desde allí abordar la segunda fase de la compañía. Además ha anunciado el fichaje de Christofer Smith como director general para Europa. Ha valorado sus más de 25 años de experiencia en el sector; también desde Londres, tendrá un papel “básico” para el desarrollo de esta etapa. Recordó que MAPFRE GLOBAL RISKS, desde su creación en 2009 y a cierre de 2012, ha conseguido operar en 27 mercados y suma una red de servicio en 52 países con compañías colaboradoras, por lo que llega a 79 mercados.

En su parte técnica, las XXIII Jornadas se abrieron, tras la intervención de Castelo, con una Mesa Redonda sobre coberturas de acumulación (cadenas de suministros y CBI’s), moderada por Pedro de Macedo, presidente y CEO de MAPFRE RE, quien recordó que “la globalización ha incrementado la interdependencia de las cadenas de suministros”. En ella intervino en primer lugar Doris Höpke, presidenta ejecutiva de MUNICH RE Madrid, que desbrozó la lógica de cobertura del reasegurador en estos riesgos, resaltando que “la transparencia es un elemento clave y debe ser común a todos los participantes en la póliza, aunque teniendo claro que la transparencia total es imposible”. Resaltó asimismo que estamos ante riesgos bastante complicados y no cuantificables de antemano por lo que resaltó la importancia de ofrecer los productos adecuados a los mismos. Peter Bütikofer, director de Daños del Centro de Reaseguro, Daños y Especialidades de SWISS RE, destacó seguidamente que la industria aseguradora tiene un problema de imagen al respecto y que “debemos mejorar nuestra gama de productos, simplificándolos”.

CAUTIVAS E INTERNACIONALIZACIÓN

La Mesa Redonda “Papel de las compañías cautivas en los mercados globales y sus procesos de adaptación a Solvencia II”, estuvo moderada por José María del Pozo, director general adjunto de Administración y Finanzas de MAPFRE GLOBAL RISKS, quien hizo hincapié en su presentación en que “estamos ante un segmento que ha conocido un gran desarrollo, ya que hay más de 5.000 cautivas en la actualidad, que, en general, se distinguen por su carácter financiero”. Cedió la palabra a Günter Dröse, presidente de ECIROA (European Captive Insurance and Reinsurance Owners Association), que se refirió a los cambios y ajustes que vendrán en el ámbito de las cautivas, que a su juicio “pasarán a tener un nivel más profesional” y posiblemente pasen a cubrir otras líneas de negocio, como los beneficios para los empleados o los riesgos emergentes. A preguntas posteriores afirmó que a su juicio las cautivas no tendrán problemas para cumplir con Solvencia II.

En la misma Mesa Redonda, Miguel Luque, director de Seguros del Grupo Repsol, se preguntó si las cautivas siguen teniendo sentido, respondiéndose que hoy se hace imprescindible una revisión y un replanteamiento de las formas en que se han venido desarrollando los negocios (“y, dentro de esta revisión, -afirmó- es recomendable someter a examen la gestión de los riesgos operacionales”). Tras describir lo que ha cambiado en su forma de actuación debido a tendencias que no pueden ignorarse (como el aumento de las exigencias de capital, mayores requerimientos de control interno, gobierno corporativo y reporting o la proliferación de legislaciones locales de seguros y reaseguros cada vez más restrictivas, entre otras), concluyó que las cautivas siguen teniendo sentido, aunque “necesitarán una mayor profesionalización en la gestión”. Completó la Mesa Redonda la intervención de Nigel Rausi, director general de la maltesa BEE-MIDDLESEA, que describió las posibilidades y ventajas de este tipo de entidades en su país.

La última Mesa Redonda de Seguros llevó por título “Programas regionales de seguros en LATAM” y estuvo moderada por José Carlos Nájera, subdirector general de Suscripción y Mercados de MAPFRE GLOBAL RISKS. En ella se intentó aportar la visión de las razones que llevan a una compañía a internacionalizarse y los instrumentos aseguradores que necesita para cubrir los nuevos riesgos que se plantean. Contó con exposiciones de Eduardo Noriega Bentín, gerente corporativo de Planteamiento y Seguros de Hochschild Mining PLC, que aportó todos los detalles de su grupo minero; de Gerardo Vera, responsable de la Administración de Riesgos del Grupo Femsa (líder de consumo en Latinoamérica, con 60 plantas embotelladores de Coca Cola) y asesor en Administración de Riesgos de Heineken Mexico; Pablo Aguirre Rigo-Righi, gerente de Operaciones Financieras del Grupo Falabella, la empresa de mayor capitalización bursátil de Chile; y Jury Isabel Gutiérrez, directora global de Riesgos y Seguros de Grupo Carvajal , de Colombia, cuyo proceso de internacionalización se inició en 1974 y cuyos productos llegan en la actualidad a más de 30 países. En el coloquio posterior los cuatro coincidieron en que las principales razones que han empujado a sus empresas a internacionalizarse son el crecimiento y la diversificación, reducir la dependencia de la situación económica de su país de origen y aprovechar economías de escala.