Además del crecimiento orgánico, “estamos abiertos a oportunidades de compra de gestoras de activos y tenemos apetito”. De repetirse en el futuro una operación corporativa en España como la reciente de Inverseguros, el objetivo de los 5.000 millones tendría que ser revisado al alza.

En el terreno comercial, el proyecto de la firma aboga por ampliar su base de clientes a otras aseguradoras distintas a las actuales accionistas de Inverseguros y a diversos inversores institucionales como otras gestoras de fondos, family offices y EAFI. En pensiones, continuarán apoyando a aseguradoras y gestoras que quieran estructurar con Inverseguros planes de pensiones, un nicho de negocio que irá incluso a más si cabe.

Noticias relacionadas

Diez entidades de seguros venden Inverseguros a Dunas Capital