La cobertura de este desajuste “es sin duda un reto complejo, pero en modo alguno imposible” y supondría colocar en unos 600.000 millones de euros el patrimonio gestionado por seguros y fondos de pensiones, según señala el propio documento, del que informa hoy 'Expansión'.

El informe señala que este desfase, “de indudable relevancia”, se debería cubrir a “medio y largo plazo”, ya que a corto resulta “inalcanzable”. Para lograrlo, se plantean diversas hipótesis con diferentes horizontes temporales (entre 10 y 35 años) y con distintos crecimientos anuales del ahorro. Para eliminar el déficit planteado se requieren aumentos anuales del ahorro acumulado que van desde el 2,2% al 9,68%. Este objetivo se logrará, se añade, con “políticas estables, decididas y sostenidas en el tiempo”.

LA INFORMACIÓN SOBRE LA PENSIÓN FUTURA PÚBLICA Y PRIVADA SE ENVIARÁ POR SEPARADO

Por otro lado, 'Expansión' publica también hoy que la Agencia de Protección de Datos rechaza que la información sobre la posible pensión futura, tanto de la Seguridad Social como del ahorro privado, se realice en un único envío. La institución no ha dado su visto bueno a la trasmisión a la Seguridad Social de la información de las gestoras y aseguradoras sobre el ahorro acumulado por sus clientes. Las entidades habían solicitado el permiso de Protección de Datos para poner en marcha esta iniciativa con todas las garantías.

Así, los mayores de 50 años recibirán por correo a partir del próximo año, si se cumple el calendario previsto, un sobre con información con su futura prestación pública. En paralelo, las entidades con las que tengan contrato algún producto de previsión complementaria también les remitirán sus datos sobre la posible pensión privada a cobrar cuando se jubile.