En entrevista para el último número de 'Actualidad Aseguradora Mediación', defiende la colegiación, lo que no debe ser entendido simplemente como pagar una cuota: “Es una acción voluntaria de coordinación, de compromiso con la profesión, con el gremio, trabajar para conseguir unos fines”. En este sentido, entre los objetivos que se fija al frente de la Junta de Gobierno del Colegio asturiano, quiere que “los colegiados vuelvan a sentir que su Colegio existe”. “Quizá –comenta-  llevamos unos años con tantas preocupaciones, de distinta índole –problemas con compañías, la presión que hace la banca, etc.-, que nos hacen olvidar que formamos parte de una profesión y que contamos con una institución donde nos podemos encontrar para analizar, debatir y tratar de encontrar soluciones”.

Lamenta, por otro lado, que la Mediación adolezca de “estar poco unida” y hacer valer poco sus derechos. “Esto influye en nuestra relación con las compañías, que unas veces nos consideran sus socios y otras no. Si estuviésemos unidos esto cambiaría. Trasladado a la Bancaseguros, esta tiene sentido mientras las compañías le sigan dando alas al proceso. Las entidades quieren vender y la banca ha encontrado un nicho de ingresos en el sector asegurador. Está bien si se cumplen las normas de mercado que hay para todos. El problema surge cuando se desvirtúa el proceso”, se queja.