Remarcó que el crecimiento que se registró en el volumen de primas (+2,06%) “está lejos de ser modesto” si se tiene en cuenta el comportamiento de la inflación y del conjunto de la economía. Asimismo, incidió en el crecimiento del ahorro gestionado por los aseguradores de Vida (+0,77%), que calificó como “muy meritorio”, considerando la nula aportación del rendimiento financiero y el débil entorno del ahorro.

Respecto a los seguros de No Vida, destacó la evolución en Autos, que en 2015 recuperó el nivel de los 10.000 millones en primas. Además, volvió a crecer, algo que no sucedía desde el comienzo de la crisis.

Sobre el seguro de Salud, afirmó que “la tendencia de las primas ha seguido siendo robusta durante los años de crisis, algo que tiene especial mérito al tratarse de un producto de doble pago y estrechamente ligado a la renta de los hogares”. También alabó el crecimiento sostenido en Multirriesgos, a pesar del impacto de la crisis en el mercado de la vivienda.

En cuanto al resto de seguros de No Vida, indicó que el crecimiento en sus ingresos demuestra un mejor ambiente en el tejido económico.

Atención a la cuenta técnica

Si en algo insistió González de Frutos, fue en la importancia de la cuenta técnica. Explicó que los datos del tercer trimestre de 2015 publicados por ICEA apuntan a “un sostenimiento básico de la rentabilidad en los ramos de Salud y Multirriesgos” pero una situación más difícil en otros ramos.

Especificó que en Autos se aprecia un deterioro de la rentabilidad técnica debido al ajuste de primas forzado por la crisis, que puede comprometer el modelo de negocio cuando repunte la siniestralidad por el incremento de la actividad económica, a lo que habría que añadir el impacto del nuevo Baremo.

En Vida, reseñó la “senda bajista” en el beneficio técnico de los últimos años, como consecuencia del componente financiero del ramo.

Por todo ello, remarcó que la rentabilidad va a ser una prioridad de las estrategias del sector en 2016, ya que “dicha rentabilidad es el soporte fundamental de la solvencia, que constituye los cimientos de la actividad aseguradora”.

Inversión y ahorro de los hogares

La presidenta de UNESPA también se detuvo en la escasa tradición de ahorro finalista a largo plazo existente en nuestro país, destinando la renta disponible al endeudamiento para la adquisición de vivienda. Enfatizó en la necesidad de aunar esfuerzos para promover que los españoles destinen una mayor parte a garantizar su futuro.

Supervisor independiente, especializado

Respecto a la polémica suscitada esta semana acerca del modelo de supervisión para sector asegurador en España, Pilar González de Frutos explicó que se decanta por un supervisor independiente, especializado en seguros, que cumpla los estándares internacionales y que disponga de recursos suficientes para cumplir con los requerimientos exigidos.

Aunque admitió que la DGSFP incumple formalmente el requisito de independencia, no se trata de un “incumplimiento material”, puesto que “se comporta con total independencia respecto al Ministerio de Economía”. 

Noticias relacionadas

Los ingresos por primas aumentan el pasado año un 2,06%, el primer crecimiento desde 2011

Más negocio pero menor margen

COMPARTIR