Lo mejor, sostuvo, es que existan distintas opciones para los clientes. “Es necesario que exista mucha competencia, siempre que entre los competidores haya transparencia y sea todo de forma profesional. Siempre digo que es bueno que haya mucha competencia”, reiteró Gutiérrez Mateo.

Para Gutiérrez Mateo, en un mercado como el dominicano, donde el gasto per cápita en seguros aún está lejos del promedio de la región, es factible que existan distintos actores que desarrollen el mercado, pues eso a la larga es muy positivo. El principal ejecutivo de MAPFRE-BHD aludió a que si el per cápita aún es bajo en República Dominicana se debe a que falta mucha conciencia y cultura sobre el seguro a nivel particular, mas no en el ámbito corporativo. “El presidente de una empresa o sus principales ejecutivos saben que deben tener sus riesgos asegurados y por lo tanto los tienen”.

SEGMENTOS POR DESARROLLAR

Gutiérrez Mateo matizó que “aunque la gran masa de gente todavía tiene una alta conciencia del seguro en Vida, en Salud más allá de las aseguradoras de riesgos laborales o ARS; contra incendio, de hogar, condominio y todo lo demás. Creo que todavía hay segmentos de mercado por desarrollar”, sostuvo Gutiérrez Mateo.

Asimismo, Gutiérrez Mateo afirma que a pesar del contexto de crisis en que se desarrollan las principales economías mundiales, el mercado del seguro representa una grandísima oportunidad porque siempre se crean nuevas plazas o necesidades en el sector seguros. Sin embargo, considera importante que se fomente la conciencia de la población sobre la necesidad de tener una póliza que garantice tranquilidad en caso de eventualidades.

Respecto al papel de los aseguradores, entiende que las empresas del sector deben dar más información respecto al aporte que hacen al bienestar de la sociedad. “Tenemos que caminar e incrementar este mercado. Yo creo, sinceramente, que se nos presenten muchísimas oportunidades y que tenemos que ocuparnos diseñando productos que se adapten a los consumidores”, afirmó.

Por último, el presidente ejecutivo de MAPFRE-BHD entiende que al mercado dominicano le conviene que una empresa como esta participe en el país, ya que no solo es un competidor leal y transparente, sin embargo, dijo que aunque como empresa es buena en el respeto de las normas del mercado, es al mismo tiempo comercialmente agresiva porque es así como debe ser. “Operar en un mercado significa también que no se pueden admitir cosas que no pueden ser”, sostuvo a propósito de la resolución de la Superintendencia de Seguros que fijó un mínimo a las pólizas contra incendios y otras, ya que a su entender elimina la libre competencia y eficacia de las empresas.