Otra cobertura que se introduce es la de material de carácter profesional de los asegurados. Además, se han incluido nuevos servicios, como extensión de viaje; gastos médicos en el extranjero del acompañante desplazado hasta 30.000 euros; adelanto de fondos en el extranjero; fianza hospitalaria; reembolso por falta de asistencia a un curso o formación; o servicios de protección de tarjetas y extensión de la cobertura en caso de finalización de viaje por hospitalización del asegurado.

Esta renovación de producto extiende también los límites de garantías ya incluidas: pérdida de equipaje, ahora hasta 3.000 euros; demora del equipaje facturado, ahora hasta 300 euros; responsabilidad civil, ahora hasta 600.000 euros; gastos de odontólogo, hasta 1.000 euros; prolongación de estancia en hotel, hasta 2.500 euros.

“Los desplazamientos corporativos necesitan productos competitivos que protejan a los empleados en los riesgos reales de sus viajes. Las distintas categorías profesionales requieren una protección completamente diferente, y los destinos donde van a trabajar, adaptabilidad y flexibilidad de soluciones”, explica óscar Esteban, director comercial y Marketing de la entidad.