ERGO está convencido del potencial del mercado de seguros griego, "a pesar de la situación económica del país ha sido un reto durante los últimos años", explica en el comunicado en el que ha dado a conocer la adquisición. Tanto es así que hace justo un año, el grupo se planteó la posibilidad de dar marcha atrás en esta operación.

El grupo alemán considera que la penetración total del seguro "es mucho menor que en otros países de la UE", por lo que "el mercado muestra atractivas oportunidades de crecimiento, especialmente en el segmento de Property & Casualty". De hecho, recuerda que el grupo ya posee en el país su filial ERGO HELLAS, que en 2015 cerró con un volumen de primas de 141 millones de euros, con lo que se convierte tras la operación en líder del mercado heleno de Property & Casualty.