A su juicio, “esto nos permitirá fortalecer la economía familiar campesina, así como asegurar el autoconsumo y la generación de ingresos a las familias más vulnerables de la zona rural. Además, en cumplimiento de una promesa de campaña, se gestionará un aval del equivalente en pesos de mil millones de dólares  para asegurar el financiamiento al sector agropecuario a través del sistema financiero formal e impulsar la reconversión productiva en las áreas que sean requeridas”.

En su discurso de toma de posesión, Medina afirmó asimismo que “nuestro sector agropecuario vivirá un renacer, porque estamos decididos a resolver problemas estructurales que les afectan, como el financiamiento, los seguros agrícolas y la propiedad de la tierra”.