Así se expresaba Antonio Salas, magistrado de la Sala Primera del Tribunal Supremo, en un encuentro con jueces, magistrados, juristas y técnicos de seguros sobre el nuevo baremo de daños aplicado a siniestros no relacionados con el tráfico, organizado por Fundación Uniteco Profesional.

En relación a esta problemática, María José Lorena Ochoa, magistrada de un Juzgado de Primera Instancia de Madrid, ha manifestado que “es fundamental la prueba pericial, además de la fundamentación de los abogados que, si tienen argumentos razonables, es perfectamente comprensible no aplicar el nuevo baremo con retroactividad aplicando para ello un criterio prudente atendiendo a la fecha de estabilización de la secuela y/o en su caso la fecha del siniestro”. También ha señalado la posibilidad de que “si existe una desproporción demasiado grande entre la obligada indemnización y el capital que un médico tenía a su disposición en el momento del siniestro, es perfectamente razonable no aplicar las nuevas tablas”.

Los jueces participantes del evento han recomendado informar a la sociedad de la necesidad de suscribir capitales acordes a los nuevos baremos existentes, reconociendo igualmente que la subida en las indemnizaciones provocará una posible subida de primas por la aplicación del nuevo baremo.

En este encuentro han participado diferentes compañías del sector legal y asegurador como BERKLEY, SEGUROS BILBAO, MUNICH RE, SHAM y Ds Legal Group.