Esta nueva autoridad tendrá “naturaleza de órgano colegiado, sin personalidad jurídica propia y adscrito al Ministerio de Economía y Empresa, aunque con independencia funcional”. Con su creación, España da cumplimiento a la recomendación de la Junta Europeo de Riesgo Sistémica (JERS) que, en 2011, instaba a los estados de la Unión Europea a crear autoridades macroprudenciales nacionales. España es uno de los pocos países que aún no cuentan con esta autoridad.

Funciones

La finalidad de esta nueva autoridad será “la supervisión macroprudencial del sistema financiero español, con el objetivo de contribuir a la prevención o mitigación del riesgo sistémico”. Asimismo, “podrá realizar análisis de riesgos y emitir opiniones y/o alertas sobre todos los aspectos que puedan suponer un riesgo sistémico que afecte a la estabilidad financiera”. Además, tendrá potestad para “formular recomendaciones para la adopción de medidas concretas cuando se prevean riesgos que amenacen la estabilidad financiera". Se establece, asimismo, un procedimiento de seguimiento del cumplimiento de estas recomendaciones a las que, si se considera deseable, se dará publicidad.

Aunque la aplicación de herramientas macroprudenciales seguirá siendo competencia de las autoridades supervisoras, deberán informar con carácter previo a ANESFI. La propuesta de creación de esta autoridad incluye una relación de medidas sobre las que los supervisores deberán informar previamente a los diferentes organismos que integran el Comité de Estabilidad Financiera.

Estructura

La nueva autoridad macroprudencial contará con un Consejo, integrado por la ministra de Economía y Empresa que ejercerá las funciones de presidenta, el gobernador del Banco de España, que será el vicepresidente, la subgobernadora del Banco de España, el presidente y la vicepresidenta de la CNMV, la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa y el director general de Seguros y Fondos de Pensiones.

Asimismo, contará con un Comité Técnico, que estará formado por nueve representantes de los organismos integrantes de ANESFI y será presidido por la subgobernadora del Banco de España. El Comité se reunirá con carácter trimestral y tendrá entre sus funciones realizar y elevar al Consejo su análisis sobre la situación actual en términos de estabilidad financiera, proponer la adopción de opiniones, alertas y recomendaciones y el seguimiento de los foros internacionales en los que se debata sobre política macroprudencial, con especial atención a las medidas adoptadas en otras jurisdicciones que puedan tener implicaciones para España. Otras instituciones relacionadas con la estabilidad financiera podrán ser invitadas a participar en las reuniones.

Publicidad e información

Con periodicidad anual, ANESFI elevará un informe a las Cortes de carácter público, en el que se analizarán los principales riesgos para la estabilidad financiera, las medidas macroprudenciales vinculantes adoptadas y las recomendaciones y avisos emitidos.


EL GOBIERNO ANALIZA EL ANTEPROYECTO DE LEY QUE REGULA LOS FONDOS DE PENSIONES DE EMPLEO

Por otra parte, en el día de ayer el Consejo de Ministros analizó el Anteproyecto de Ley para la transposición de la Directiva europea que regula las actividades y supervisión de los Fondos de Pensiones de Empleo. Con esta transposición se modifica el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones.

El Anteproyecto incorpora novedades dirigidas a mejorar los sistemas de gobierno, la información, supervisión y transparencia de los fondos de pensiones. Asimismo, se incluyen medidas encaminadas a impulsar la competitividad y la creación de un mercado único, mediante la regulación de la actividad y las transferencias transfronterizas de los fondos.

Por lo que se refiere al sistema de gobierno de fondos de pensiones, el Anteproyecto de Ley refuerza los requisitos generales de gobierno corporativo, así como los de aptitud y honorabilidad de las personas que participan en la toma de decisiones. También se recogen cuestiones relativas a la política de remuneración y la organización del fondo, estableciendo la obligación de mantener políticas escritas y realizar una evaluación anual interna de los riesgos.

Asi mismo, se mejora y especifica la información que deben recibir los partícipes y beneficiarios, antes y después de su suscripción. Destaca la remisión obligatoria con carácter anual de la “declaración de las prestaciones de pensión”. Este documento debe recoger la previsible pensión que le corresponderá al beneficiario cuando se jubile, incluyendo diferentes escenarios de posible evolución.

Se articulan también los aspectos relacionados con la supervisión prudencial, en especial los relativos a la transparencia, el proceso de revisión supervisora, el deber de secreto profesional y el intercambio de información.

Regulación de la actividad transfronteriza

El Anteproyecto de Ley regula el procedimiento de la actividad y transferencias transfronterizas de los fondos de pensiones. El objetivo es crear un mercado interior de previsión social de empleo en la Unión Europea.

Con este fin el texto aprobado mejora el procedimiento de comunicación entre las entidades supervisoras para la integración de planes de pensiones de empleo entre estados de la Unión Europea. Como novedad, se regulan las transferencias transfronterizas, que permitirán la movilización de un plan de pensiones entre fondos de pensiones de distintos países.