A junio de 2013 el gremio contabilizó 222.000 siniestros por daños físicos de vehículos para uso particular y comercial y otros 42.000 por daños a terceros, por un costo total cercano a los 316 millones de dólares. Menos choques y robos explican la baja, según una noticia de ‘El Mercurio’. Tras el positivo efecto de las campañas para conducir en carreteras e incluso la nueva Ley de Alcoholes, apunta el vicepresidente ejecutivo de la AACH, Jorge Claude, sobre la caída de la tasa de accidentes. A esto se le suma las medidas público-privadas antirrobo, que lograron quebrar la tasa de crecimiento de estos delitos y anotar, a junio pasado, la mayor caída semestral desde 2008.

Sin embargo, la baja de la frecuencia de siniestros se explica también por la incorporación creciente de "deducibles", montos que los asegurados están dispuestos a asumir, antes de que opere el seguro. "Cuando el costo del arreglo de un auto es menor que el deducible, el asegurado no denuncia el siniestro", explica el vicepresidente de indemnizaciones de RSA, Claudio Scheel. "Esto ayuda a las compañías a bajar su frecuencia siniestral, y genera un ahorro en primas para el asegurado", agrega el gerente de la unidad vehículos de MAPRE, Horacio Gómez. Una ecuación muy explotada en el retail, apunta.

El gerente comercial de comparaonline.cl, Sebastián Hurtubia, por su parte, confirma que el porcentaje de pólizas con deducibles de 10 UF (230.000 pesos) ha aumentado considerablemente respecto de 2012. Asimismo, según sus datos, el precio de las pólizas de los autos más vendidos, con deducibles de entre tres, cinco y 10 UF, ha caído más de 30% en los últimos cuatro años.

Por su parte, según afirmó la AACH, la mayoría de autos siniestrados acuden a talleres, totalizando unos 40.000 ingresos al mes. "Si bien la frecuencia siniestral ha bajado, el costo de estos ha subido", afirmó Scheel. Esto se debe a que la tecnología de los automóviles ha encarecido sus repuestos, al tiempo que la mano de obra de los talleres se hace más costosa en un contexto de demanda creciente ante el aumento del parque automotor y escasez de mecánicos profesionales. "Ojalá esto sea más una oportunidad que un problema, ya que todo indica que seguiremos creciendo en asegurados", añade Gómez.