BDS.- El sector está viviendo un momento de incertidumbre por las dificultades de algunas comunidades autónomas para cubrir las pólizas de los servicios públicos sanitarios. ¿Qué está pasando?

Diego Murillo.- Efectivamente, estamos viviendo un momento de incertidumbre, pero no es algo nuevo. En los años que A.M.A lleva asegurando a los profesionales sanitarios hemos visto esta situación en varias ocasiones.  Algunas aseguradoras  ven la oportunidad de aumentar su volumen de negocio a través del Seguro de Responsabilidad Civil Profesional, unas mediante los concursos que  llevan a cabo  las administraciones públicas,  y otras por medio de los Colegios Sanitarios realizando ofertas agresivas que solamente están basadas en primas de captación.

Cuando se dan cuenta de las dificultades que supone gestionar este ramo, unido a las rentabilidades estrechas que se obtienen, es cuando inmediatamente lo abandonan.

La entrada en vigor el año pasado del nuevo baremo de daño corporal,  ha provocado un aumento de las indemnizaciones que pueden llegar incluso a triplicarse, lo que  ha agravado esta situación.

Este cambio constante no hay duda que perjudica enormemente al asegurado.

 

BDS.- ¿Qué recomienda a los profesionales sanitarios para que puedan estar tranquilos?

Diego Murillo.- En este escenario de inestabilidad, los profesionales deberían contratar pólizas con cobertura total, para poder ejercer la profesión sin tener que preocuparse de estas eventualidades.

En A.M.A. llevamos 22 años garantizando la cobertura de la responsabilidad civil profesional de los sanitarios. Somos los únicos que nos hemos mantenido desde entonces por nuestra especialización y experiencia. La clave es que no escatimamos en mecanismos de defensa para proteger a los profesionales.  Tenemos casi un 100% de absoluciones o archivos en procedimientos penales.  Somos una mutua de profesionales sanitarios. Nuestra vocación de servicio prevalece. Hemos estado y vamos a seguir estando.

Lo que quiero dejar claro es que esta situación se puede evitar. En A.M.A. tenemos asegurados a muchos mutualistas que no están sometidos a estos vaivenes porque cuentan con cobertura total.

 

BDS.- ¿Cómo ha conseguido A.M.A. mantenerse como referente durante más 20 años en el seguro de RCP?

Diego Murillo.- Cuando entramos en este segmento no fue por una decisión estratégica sino porque muchos médicos nos lo pidieron. En esa época, ninguna compañía, ni nacional ni internacional, quería asegurarles y si no hubiéramos entrado nosotros la situación de muchos profesionales habría sido insostenible. Nuestro objetivo es que ningún profesional se sienta desprotegido, que tenga todas las garantías efectivas y los medios técnicos necesarios para ejercer su profesión.

Los resultados que hemos obtenido en los últimos ejercicios, a pesar de la coyuntura negativa del país, se deben a la buena gestión de siniestros y a las política ajustada de primas. No entramos en el juego de los grandes descuentos en tarifa, y tampoco hemos subido a nuestros mutualistas sus primas en los últimos años. Lo que garantizamos de este modo es la solvencia necesaria y un excelente servicio tanto en los buenos como en los malos momentos.