Son las ideas que la presidenta del Fórum Internacional sobre Seguros Éticos, Maria Antonia Bartolí, trasladó a los asistentes la pasada semana en Barcelona en este primer encuentro organizado por el Observatorio de las Finanzas Ética.   

En su intervención puso de manifiesto que hoy en día ya se ha podido demostrar que “banca ética” no son dos ideas contrapuestas, igual que no lo es "seguros éticos”. “Del mismo modo que nos empezamos a plantear qué ocurre con los productos que usamos y consumimos como la ropa, la comida, la energía, el móvil y nos empezamos a preguntar de dónde vienen y qué impactos sociales positivos o negativos tienen, empieza a ser el momento de preguntarnos qué hace nuestra compañía de seguros con el dinero que hemos depositado, dónde lo invierte”, comentó.

A lo largo de la jornada se habló de los seguros islámicos Takaful, de experiencias europeas en materia de finanzas éticas y de la apuesta de firmas como MUTUACAT y PREVISORA GENERAL, así como del GRUPO ACM ESPAÑA, por los seguros éticos y solidarios. Además, en una mesa de debate con representantes de la Medición, se defendió el papel de las corredurías como garantes de un servicio cercano y de calidad para las personas aseguradas.

Ester Vidal, representante del Ayuntamiento de Barcelona, fue la encargada de la clausura del acto. Comentó que el sector asegurador es un actor clave dentro del sistema financiero, que mueve grandes volúmenes de dinero que conllevan un gran impacto socioambiental. Por ello, abogó por una colaboración entre el sector de las aseguradoras éticas y las administraciones públicas.

COMPARTIR