Según publicó ‘El Economista’, tal y como nos hicimos eco desde este boletín, la Confederación Panamericana de Productores de Seguros (Copaprose) solicitó a la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas homologar la regulación para los diferentes canales de venta de pólizas, sin importar si se trata de microseguros. Antonio Pozzi Pardo, presidente de Copaprose, argumentó que las personas que venden las pólizas a través de banca seguros y de los corresponsales bancarios no tienen la misma capacitación que un agente certificado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

Sin embargo, según publicó ayer este mismo diario, esta propuesta no es vista con buenos ojos por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), que como explicó su presidente, Recaredo Arias, no es necesario que los nuevos canales de comercialización, como banca seguros y corresponsales bancarios, reciban la misma certificación para operar que los agentes promotores.

“La regulación en los seguros no debe depender del canal, sino del tipo de seguros que se vende, para que no haya ese tipo de discusiones de que si están o no más regulados los agentes”, expresó Recaredo Arias. Además, matizó que los seguros que se venden a través de bancos o establecimientos comerciales generan nuevos clientes, los cuales evolucionan a ser clientes de un agente y solicitan un producto mejor diseñado.

También adelantó que dentro de Plan de Desarrollo del Sector Asegurador elaboran un proyecto para desarrollar nuevos canales de venta de pólizas. “Se está avanzado la colocación de seguros en los nuevos canales, pero no en la velocidad que debería, nosotros buscamos que todos los canales crezcan, no que existan medios de venta que compitan con los agentes”, comentó.

Actualmente, operan en el país 40.000 agentes de seguros, de los cuales 10.000 son provisionales.

COMPARTIR