La caída de la prima en el ramo de Autos, debido a que los conductores cambian sus seguros a modalidades más básicas, ha sido uno de los factores que han supuesto un descenso de la facturación de PELAYO en el primer trimestre, que se situó en 131,8 millones de euros, pese a que aumentó un 1% su cartera de clientes (el 1% en Autos y el 6,1% en Hogar). El volumen de primas del grupo fue de 125,3 millones de euros, el 4,2% menos, mientras el ahorro gestionado en Vida, a través de la filial PELAYO MONDIALE VIDA, fue de 143,5 millones de euros.

Mientras, el resultado del grupo PELAYO queda en 2,52 millones, un 48% menos, “debido sobre todo al incremento de la siniestralidad, que se ha producido como consecuencia de la mala metereología en los primeros meses del año. Este efecto se espera que se compense en los próximos meses. También han influido las minusvalías en renta variable, cuyo efecto a esta fecha ya ha sido corregido”, explica la mutua.