La muestra deja constancia de cómo, en términos absolutos, la mayor parte de los siniestros se registra en Vigo (13,78%) y La Coruña (11,73%). Este hecho es natural dado que estos son, con diferencia, los mayores centros de población de toda la comunidad autónoma. Sn embargo, al medir relación de asaltos con la cantidad de viviendas existentes, se evidencia que no son las grandes ciudades, sino los municipios de tamaño medio, los más propensos a albergar una mayor cantidad de robos.

El estudio deja constancia de que la actuación de los ladrones presenta un patrón estacional. En el conjunto de España los meses más problemáticos son los de invierno (enero, febrero y marzo) y agosto. En contraste, en Galicia los delincuentes tienden a desvalijar las viviendas en julio y agosto.